Receta de Strudel de manzana

DSC01921

Esta es una de esas recetas que si te gusta las manzanas tanto como a mi, deberías guardar en tu lista de pendientes. Por cierto que mi lista de pendientes empieza a ser tan extensa que cada vez que la veo pienso si las haré todas, porque además aumenta por momentos y es que siempre se me ocurre algo nuevo que hacer. Y desde luego que lo voy a intentar y además os lo pienso enseñar todo para que hagáis lo que más os guste a vosotros también.
Este que os traigo hoy es un pastel hecho con ingredientes tradicionales y fácilmente accesibles y con la peculiaridad de estar cubierto con streusel,  lo que la hace mucho más sabrosa y con un delicioso toque crujiente.
Tiene además una textura muy jugosa por la suma de la manzana con una combinación perfecta de ingredientes que integran el bizcocho. Para mi, la mejor tarta de manzana que he probado nunca, y mira que he probado, pero esta no se que tiene que es definitivamente diferente. Deberías probarla para ver si te pasa como a mi
Para el que no lo sepa, el streusel es una palabra alemana que significa “algo esparcido o espolvoreado”. Se trata básicamente de una cobertura hecha a base de mantequilla, harina y azúcar, aunque muchas recetas añaden almendras o especias (en este caso vamos a añadir canela) y se suele utilizar en recetas de panes, magdalenas o pasteles, como el famoso streuselkuchen alemán.
Esta es una tarta o pastel, de textura muy jugosa, esponjoso, con el suave sabor de la manzana y el toque crujiente del streusel. Totalmente recomendable y muy sencilla de hacer.

DSC01918

INGREDIENTES:

Para la masa:

175 gr. de harina
175 gr. de azúcar
175 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
3 huevos
5 gr. de levadura química tipo Royal
La ralladura de un limón
2 manzanas (yo utilice Reineta)
2 cucharadas de leche
Para el streusel:

115 gr. de harina
85 gr. de azúcar
85 gr. de mantequilla
2 cucharaditas de canela en polvo
ELABORACIÓN:

Comenzaremos preparando el streusel mezclando en un bol la harina con la mantequilla y la canela. Añadimos el azúcar y la mantequilla troceada y mezclamos bien con las manos hasta conseguir una consistencia como de arena mojada. Hacemos una bola con la masa y la envolvemos en film transparente. Lo metemos en la nevera hasta que nuestra masa este lista.
Precalentamos el horno a 180ºC.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una textura esponjosa y que haya blanqueado ligeramente.
Añadimos la ralladura de limón y continuamos batiendo hasta que se integre.
Ahora vamos a ir añadiendo los huevos ligeramente batidos y de uno en uno, esperando a que se integre totalmente el que acabamos de echar antes de seguir con el siguiente.
Tamizamos la harina con la levadura y lo añadimos a la mezcla anterior pero esta vez lo vamos a mezclar con una espátula y no con la máquina.
Para terminar añadimos las dos cucharadas de leche y removemos hasta que se integren totalmente.
Pelamos las manzanas y les quitamos el corazón. Las troceamos en gajos y reservamos.
Vertemos la mitad de la masa que hemos preparado sobre un molde ligeramente engrasado y encima vamos colocando la mitad de los gajos de manzana hasta cubrir totalmente la superficie (solo una capa).
A continuación vertemos la otra mitad de la masa y repetimos la operación anterior con las manzanas, cubrimos la superficie del pastel con los gajos de manzana de tal manera que quede todo cubierto.
Por último, sacamos el streusel que teníamos reservado en la nevera y con ayuda de un rallador, lo esparcimos por toda la superficie de la tarta.
Lo introducimos en el horno durante aproximadamente 45 minutos o hasta que al pincharla con un palito, éste salga completamente limpio.
Sacamos el pastel del horno y lo dejamos enfriar antes de desmoldarlo.
DSC01924 DSC01920

ALGUNAS ACLARACIONES:

En la última foto puedes observar como se aprecian las dos capas de manzana intercaladas con el bizcocho. Al morder el pastel no sientes la manzana aunque sí su sabor combinado con el bizcocho con un ligero toque a limón y el toque definitivo del streusel. Para mi es impresionante esta mezcla de sabores.
Puedes utilizar cualquier variedad de manzana, dependiendo de si te gusta dulce como la reineta o la golden o con un toque ácido.
Como te digo al principio de la entrada, el streusel  lo puedes hacer solamente con harina, mantequilla y azúcar o añadiéndole frutos secos o especias. Según el toque que le quieras dar al pastel.
Puedes comerlo ligeramente templado y con una bola de helado de vainilla o frío de la nevera. Me encanta de cualquier manera.
Guarda la receta que te doy del streusel porque lo puedes hacer para añadírselo a infinidad de postres, bizcochos, tartas o magdalenas. Francamente le da un toque especial, te lo aseguro.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Pastel de Salmón

BUÑUELOS DE NARANJA, AZAHAR Y CANELA